Las ménsulas de sostén de las tuberías horizontales del antiguo órgano de la Catedral, sirven de para del retablo de la estucada capilla dedicada a Nuestra Señora del Rosario de Fátima. En el interior de la hornacina que alberga la imagen, se reproduce el presbiterio del templo con su sucesión de arcos y cartelas.

A la derecha, en el muro, se puede contemplar un balconcillo que pertenecía a un oratorio privado, en desuso hoy día.